La OMS alerta de que la pandemia del coronavirus “se está acelerando” y su epicentro está ahora en América

Sin categoría

El mundo registra más de 150.000 nuevos casos confirmados en un día, la mayor cifra alcanzada nunca en una jornada.

La pandemia del coronavirus está lejos de remitir. Impulsada por la propagación del patógeno en América y por los constantes rebrotes registrados en países que ya han sufrido la primera oleada de la enfermedad, como China y Alemania, la mayor crisis sanitaria del último siglo sigue en el centro de las preocupaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La pandemia se está acelerando”, ha advertido este viernes el director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Este jueves se registraron 150.000 contagios en el mundo, la mayor cifra en un día hasta ahora. Casi la mitad fueron en América. Hasta el momento, cerca de 8,5 millones de personas se han infectado en el mundo y más de 454.000 han fallecido, según el último balance de la Universidad Johns Hopkins.

“El mundo está entrando en una nueva fase peligrosa”, ha alertado Tedros Adhanom Ghebreyesus. ”El virus todavía se está expandiendo de forma rápida, aún causa muertes y la mayor parte de la población no está inmunizada”, ha añadido el director del organismo.

La OMS ha advertido este viernes de un aumento en los casos y fallecimientos por covid-19 en América, el continente que se ha convertido en el epicentro de la pandemia. Al organismo le preocupa que lejos de aplanarse las curvas epidemiológicas, estas registran un aumento en las últimas horas, con especial atención en Brasil, el país de Latinoamérica más golpeado por la covid-19 y donde su presidente, el ultraconservador Jair Bolsonaro, ha mantenido un discurso de negación ante las consecuencias de la pandemia.

Los datos de la Universidad Johns Hopkins muestran que en el continente se registran más de cuatro millones de contagios y 213.044 muertes. Las estadísticas de la OMS revelan que en Brasil se registraron entre el miércoles y jueves 34.918 contagios de covid-19 y 1.282 fallecidos, con lo que suman 955.377 casos confirmados y 46.510 muertes, las cifras más altas de la región latinoamericana. “Continuaremos con esos números durante un tiempo”, ha advertido Alexandre Naime, jefe de Infectología de la Universidad Estatal Paulista (Unesp), en declaraciones citadas por Efe.

El otro país más golpeado por la pandemia es Estados Unidos, sumergido en una efervescencia de manifestaciones por los abusos de policías contra la población afroamericana. La OMS reporta en los últimos dos días 27.921 nuevos casos positivos y 722 defunciones. Estados Unidos suma de esta manera 2.149.166 contagios confirmados y 117.472 muertes. California, por ejemplo, mantienen altos niveles de contagio y el miércoles registró un nuevo récord diario, con 4.000 nuevos casos. En pleno enfrentamiento político entre los Estados y el Gobierno federal por la apertura económica, el gobernador del Estado, Gavin Newsom, ordenó el jueves a la población que use mascarillas tanto al salir al exterior como en lugares públicos cerrados, informa The New York Times. Una decisión contraria a lo demostrado por el presidente Donald Trump, que se resiste a usar mascarillas a pesar de las recomendaciones de los expertos.

El miércoles Chile registró el aumento de casos más grande desde que las autoridades alertaron de los primeros contagios. Debido a demoras en el proceso de actualización de datos, las autoridades sumaron 31.412 nuevos contagios a sus estadísticas, con lo que suma 225.103 casos y 3.615 muertes. El país ha impuesto duras medidas sanitarias en un esfuerzo de las autoridades para frenar la expansión del virus. Este viernes, el fiscal nacional, Jorge Abbott, ha informado del endurecimiento de las sanciones para quienes incumplan las medidas. El martes, el Senado chileno aumentó de 61 días a tres años la pena de prisión para quienes quebranten las normas sanitarias, además de multas que pueden alcanzar hasta los 12 millones de pesos chilenos, medio millón de dólares aproximadamente. “Vamos a ser implacables”, ha afirmado Abbott.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *