diciembre 7, 2021

UCVRadio Web

Spanish News Today para obtener las últimas noticias, información sobre estilo de vida y turismo en español en España.

Entre el cambio y la continuidad en el Perú (Dispensable n español)

Para leer este artículo en español, haga clic aquí.

miLas úlceras en el Perú son un enigma complejo y sobre todo perdurable. El país celebró elecciones generales el 11 de abril de 2021, para conmemorar el vigésimo aniversario del 28 de julio de 2021. Resultados Perú lidera a Pedro Castillo, docente y de segunda ronda Rondero De Cajamarca, y Keiko Fujimori, hija del ex dictador Alberto Fujimori.

Comenzaré con una autocrítica adecuada. Entre junio y septiembre de 2017, durante el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, muchos de nosotros notamos por primera vez a Pedro Castillo cuando era el actor principal en una manifestación liderada por Castillo y con miles de maestros, especialmente de dentro del país. En ese momento, nadie podría haber esperado, o al menos dado, el beneficio de la duda por los esfuerzos para presentarlo como candidato, muy bajo con el porcentaje de votos que ahora recibe. Nos olvidamos de él.

Las principales demandas de esa lucha de 2017 incluyen aumentos salariales, el pago de la deuda social, la derogación de la Ley de la Industria de la Enseñanza Pública (una ley aprobada por el Congreso en 2012, que somete a los docentes públicos a una revisión obligatoria de desempeño) y un aumento. Presupuesto educativo. De hecho, una de las promesas de la campaña del ex presidente Kuczynski fue aumentar los salarios de los maestros en todos los niveles. Pero la promesa no se cumplió en la cantidad prometida ni a tiempo.

El nuevo líder del Movimiento de Maestros de Rango y Archivo organizado a nivel nacional, bajo el liderazgo de la oposición, desafió el liderazgo tradicional del Sindicato Integrado de Trabajadores del Perú (SUTEP): Pajro Casillo Chota, editor de la Comunidad Campacino. Oponiéndose al liderazgo del SUTEP, varios grupos de base a nivel nacional comenzaron a formar nuevos SUTE-regionales o SUTER. La organización incluye la dirección representativa del interior del país, y el discurso de izquierda de la dinámica asamblearia horizontal y el intelectual marxista José Carlos Marideguín.

No volvimos a ver a Pedro Castillo hasta que apareció en los debates presidenciales organizados en la capital antes de las elecciones de abril. Casi nunca fue encontrado en la campaña, pero las encuestas posteriores comenzaron a reflejar el creciente apoyo de Castillo. También estoy convencido de que ni siquiera una parte de la dirección del partido de Castillo, Pere Libre, concibió los resultados que había logrado.

Los resultados de las elecciones en la primera ronda de votaciones de 2021 en Perú a nivel regional.  (Dvj16 / CC0)

Noche del 15 de noviembre, i Escribió una pieza corta Sostienen que hay nuevos actores sociales en manifestaciones masivas fuera del centro de la capital y que no tienen un lugar permanente en el proceso formal de toma de decisiones del Perú: hay líderes regionales, comunales, tribales, juveniles y locales trabajando en sus propios lugares para Crear una fuerza política que dé una representación más allá del elenco político oficial actual. Estos actores no han recibido mucha atención, pero podrán asumir un papel importante en los próximos años. Me refiero a los sectores que votaron por el cambio social durante décadas, y luego cuando los políticos llegaron al poder fueron traicionados y olvidados: el campino, los pequeños agricultores, los trabajadores, las comunidades rurales andinas y la juventud.

READ  Marcus Dantes se une a la empresa para brindar más oportunidades a los emprendedores mexicanos

Constantemente he sostenido que el malestar popular exige cambios y no intercambios entre los mismos actores políticos responsables de incitar un desorden institucional y constitucional. En noviembre de 2020, ocho meses antes de las elecciones de 2021, Manuel Merino, miembro del Congreso de Axion Popular (AB), lideró una maniobra política ilegal para derrocar al entonces presidente Martin Viscar. Merino se convirtió en presidente interino y una gran multitud lo obligó a renunciar cinco días después. Como resultado, Perú tuvo tres presidentes en una sola semana.

Un mes después, en diciembre de 2020, bajo un gobierno interino encabezado por Francisco Sagasti, diputado con Bardito Morado, estalló una gran lucha de trabajadores y trabajadores agrícolas y el gobierno de Alberto Fujimori logró quebrantar la tradicional ley agraria. La derogación de la ley de 10 años por parte del gobierno de Viscara fue una demanda persistente de los productores agrícolas que pedían mejoras significativas en las condiciones laborales: aumentos salariales, beneficios, bonificaciones, asignaciones familiares y subsidios.

A raíz de la crisis de gobierno, la construcción del programa político que disfruta el Perú es integral, impulsada por los representantes de derecha de esa población. Los sectores progresistas del país tienen la responsabilidad de reconstruir un nuevo contrato social basado en los derechos de los ciudadanos y los valores de justicia e igualdad.

Por la forma en que nos enfrentamos a una extraña situación política en la que un maestro de escuela rural compite y gana la primera vuelta con George Forsyth, nos llaman extranjeros; Keiko Fujimori, representante del fujimorismo clásico; Hernando de Soto, representante del fujimorismo técnico; Rafael López Aliaga, se refiere al fujimorismo ultraconservador; Y Vagina Lescano de Axion Popular. Todos estos candidatos de derecha tenían altos recursos económicos, estrategias de campaña, voceros políticos y de los medios, grupos en las redes sociales y presencia en los medios.

Si analizamos los datos de las primeras rondas de 2021 y 2016, las diferencias significativas son claramente visibles. En 2016, la izquierda tuvo la oportunidad de avanzar a la segunda ronda. Perry Libre no participó, pero sí otro candidato y partido de izquierda: Verndica Mendoza de Frent Amblo, una coalición de varios grupos y movimientos de izquierda formada en 2010 y dividida después de las elecciones de 2016. Mendoza recibió el 18,7 por ciento de los votos en 2016. Ahora, en 2021, recibió solo el 7.8 por ciento. Los 20 miembros del Friend Amblo en el Congreso en 2016 se redujeron a 6 en 2021. En contraste, Castillo recibió el 18,5 por ciento de los votos y su partido, Pere Libre, ganó la minoría más grande con 37 escaños en el Congreso. El Frente Amplio, por su parte, no cruzó el umbral del 5 por ciento en las elecciones al Congreso necesario para mantener su récord de partido y perdió su posición electoral.

READ  El primer EP de la canción 'Mariah En Español' se llenó de ediciones en español de sus éxitos

Maquillaje para el nuevo Congreso 2021 en Perú.  (CarlosArturoAcosta / CC BY-SA 4.0)

¿Qué explica estos resultados? En un intento radical y realista de encontrar una explicación, no creo que el éxito inicial de Castillo se debiera a los votos de miles de maestros, campus rurales e inmigrantes andinos ubicados en las clases socioeconómicas de bajos ingresos y pobreza, conocidas como Sector. D y la pobreza extrema conocida como Sector E, que estos sectores votaron en contra; Más bien, el suyo es un voto tanto de esperanza como de lamento.

Según el Financial Times, no es de extrañar que la epidemia de Perú fuera una de las peores del mundo. Reporte Esto revela el impacto real del gobierno 19 en las tasas de mortalidad. Los problemas que enfrentaron millones de familias que tuvieron que acceder a camas de UCI o vender su propiedad para comprar oxígeno llevaron al rechazo y desconfianza de los candidatos que no lograron conectar con el gran sufrimiento e impotencia dentro de los departamentos en la capital Lima. Comunidades campsino.

Del mismo modo, si bien se esperaba que miles de niños en el entorno escolar asistieran a clases, en las redes sociales circularon videos de familias enteras y maestros caminando kilómetros para encontrar la señal de Internet o de radio. En resumen, la epidemia no afectó a todos por igual. Esto nos llevó a cuestionar el “milagro peruano” arraigado en las exportaciones de minerales como modelo de crecimiento exitoso. Muchos años de financiamiento económico, por ejemplo, no se tradujeron mucho en recursos para los sectores de salud y educación. El mito se derrumbó.

Si lo miras como uno de ellos, ¿cómo es posible que estos departamentos no reconozcan a Castillo? Los grupos étnicos, los lugares de origen, las prácticas culturales e incluso el idioma y las emociones juegan un papel. En Lima, mientras tanto, no reconocemos los cimientos andino-amazónicos de nuestra civilización y tendemos a apoyar planes para mantener el status quo o hacer cambios sin cambiar nada.

READ  PRH duplica la producción en español

A encuesta Lanzado el 2 de mayo, recibió un 43 por ciento de apoyo a Castillo y un 34 por ciento de apoyo a Keiko Fujimori en la segunda ronda. Fujimori recibe un gran apoyo de sectores ricos y acomodados como el Sector A (81% de apoyo) y el Sector B (45% de apoyo) grupos socioeconómicos. El uno por ciento (41 por ciento) de las clases de ingresos medios en la Sección C tiene la intención de votar por ella. Por otro lado, en los sectores socioeconómicos más pobres donde se concentra la mayoría de la población, hay planes para votar por Pedro Castillo, como la Sección D (46 por ciento de apoyo) y la Sección E (60 por ciento de apoyo). En cuanto a las actitudes electorales, el 22 por ciento de los peruanos definitivamente votará por Fujimori, el 50 por ciento definitivamente no votará por ella, el 36 por ciento definitivamente votará por Castillo y el 36 por ciento definitivamente no votará por él.

Ambas opciones electorales han abierto el proceso de polarización expresado en plataformas, posiciones políticas, propuestas clave y argumentos clave, que no solo representan un conflicto ideológico central entre izquierda y derecha, sino también un rostro político y social entre cambio y continuidad. Seguimos esperando la garantía de que todo candidato respetará los cambios que ha realizado en los últimos 10 años, como los derechos humanos, los derechos sexuales y reproductivos, el respeto y cuidado de las comunidades tribales, así como el mantenimiento de la Constitución. Estabilidad política y económica.

Finalmente, el objeto político del Perú no es Pedro Castillo. El objeto político activo es un campo rural-popular nacional que ha votado por el cambio social durante décadas, y está siendo traicionado y olvidado por quienes ocupan posiciones de poder. Este bloque ha crecido y ganado derechos, pero aún no ha podido integrarse. Se garantizan esos derechos laborales, ambientales y de género, entre otros. Esperamos que se cumpla y lo exigiremos. Los votos no son una prueba vacía.

Hoy el Perú debería inclinarse más por José María Arcuadas, una de las grandes voces de la literatura andina peruana, que por el gran escritor Mario Vargas Losa, quien vivió en España. Fue invitado Votar por Keiko Fujimori.


Alejandra Dinegro Martínez es socióloga de la Universidad Nacional de San Marcos (UNMSM) y tiene una maestría en política social. Es columnista y analista político con experiencia en administración pública, así como autor de libros sobre empleo juvenil y programas públicos de alimentación.